artículos

Regresar

14 DE NOVIEMBRE: Día Mundial de la Diabetes

Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta al páncreas y a la hormona que regula el azúcar en la sangre, llamada Insulina.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la salud (OPS) y otras organizaciones internacionales, entre ellas la Federación Internacional de la Diabetes (IDF por sus siglas en inglés) han definido como lema del año 2020: “DIABETES: Los profesionales de la enfermería marcan la diferencia”, advirtiendo que estos trabajadores de la salud además de representar más de la mitad del personal sanitario a nivel mundial, realizan una labor excepcional ayudando a las personas que viven con una amplia gama de problemas de salud.
Las últimas cifras de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), publicadas en su página web, indican que:
  • 463 millones de adultos (1 de cada 11) vivían con diabetes en 2019. Se espera que el número de personas que viven con diabetes aumente a 578 millones para el 2030.
  • 1 de cada 2 adultos con diabetes permanece sin diagnosticar (232 millones). La mayoría tiene diabetes tipo 2.
  • Más de 3 de cada 4 personas con diabetes viven en países de ingresos bajos y medios.
  • 1 de cada 6 nacidos vivos (20 millones) se ven afectados por niveles elevados de glucosa en sangre (hiperglucemia) durante el embarazo.
  • Dos tercios de las personas con diabetes viven en zonas urbanas y las tres cuartas partes están en edad laboral.
  • 1 de cada 5 personas con diabetes (136 millones) tiene más de 65 años.
  • La diabetes causó 4,2 millones de muertes en 2019.
  • La diabetes fue responsable de al menos $ 760 mil millones en gastos de salud en 2019, el 10% del total global gastado en atención médica1.
Esta enfermedad se puede diagnosticar como: Diabetes Tipo 2, Diabetes Tipo 1, y algunas instituciones como es el caso de la OMS incluye la Diabetes Gestacional.
En los casos de Diabetes tipo 2, el paciente no es insulinodependiente, pero su organismo no emplea eficazmente la insulina que produce. Un elevado peso corporal e inactividad física pueden ser en gran medida las causas.
Aunque los síntomas podrían ser iguales a los de la Diabetes Tipo 1, suelen ser menos intensos, y el mayor problema es que el diagnóstico puede ser tardío, es decir cuando ya se han presentado complicaciones.
En los casos de Diabetes tipo 1, el paciente depende de la insulina para vivir. Esta enfermedad puede revelarse en la infancia o en edad juvenil y se desencadena porque el organismo no es capaz de producir la insulina requerida, teniendo con ello que recurrir a la administración diaria de esta hormona.
Entre las señales de este tipo de diabetes, las cuales pueden aparecer repentinamente, se pueden mencionar: la excreción excesiva de orina, sed, hambre constante, pérdida de peso, trastornos visuales y agotamiento
En el caso de la Diabetes Gestacional, la enfermedad se manifiesta en las mujeres embarazadas a través de la hiperglucemia, cuyos valores aunque son inferiores al diagnóstico de la diabetes, son superiores a los normales, pudiendo implicar riesgos durante el embarazo y en el parto, y confirmando una alta probabilidad de que los hijos desarrollen diabetes tipo 2 en el futuro.

PREDIABETES: Hiperglucemia intermedia

Las estimaciones de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), así como los datos arrojados por  el Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes 2020 de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), sugieren que la cifra de personas con diabetes a nivel mundial pudiera continuar en aumento, con una posible  mayor prevalencia en los adultos con Prediabetes o Hiperglucemia intermedia no diagnosticada.
La educación y la prevención son fundamentales para el futuro, pues la Prediabetes como factor de riesgo de la Diabetes Tipo 2, puede tener un tratamiento oportuno y así lograr evitar o retardar la aparición de la enfermedad y sus complicaciones.
En la página web de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) la Prediabetes o “Hiperglucemia intermedia” es definida comouna afección grave en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero todavía no han llegado a niveles lo suficientemente altos para que se diagnostique diabetes tipo 2. En los Estados Unidos, 88 millones de adultos (más de 1 de cada 3) tienen prediabetes y más del 80% de ellos no sabe que la tiene. La prediabetes pone a las personas en mayor riesgo de luego presentar diabetes tipo 2, enfermedad del corazón o derrame cerebral” 2.
Por su parte, la Fundación redGDPS, constituida por un grupo de profesionales sanitarios de Atención Primaria, con especial interés en mejorar la asistencia de las personas con diabetes tipo 2, explica que “los individuos de más alto riesgo, incluyen aquellos con una glucemia basal alterada (GBA), una intolerancia a la glucosa (ITG) o una hemoglobina glucosilada entre 5,7-6,4 %2. Situaciones todas ellas que, aisladas o conjuntamente, no deben considerarse entidades clínicas per se, sino como factores de riesgo elevado de desarrollar diabetes tipo 2 (DM2) y de sufrir complicaciones cardiovasculares3,4,5.

PREDIABETES: silenciosa y disimulada

Muchas personas en el mundo pueden estar padeciendo de Prediabetes, sin que su organismo tenga síntomas de alarma muy claros. De allí la importancia de acudir a la consulta médica y estar atentos a la medición de la glucosa en la sangre, y considerar los factores de riesgo individuales que pudieran desencadenar esta condición:
  • Sobrepeso
  • Edad de 45 años o más.
  • Uno de los padres, hermano o una hermana con diabetes tipo 2.
  • Nula o poca actividad física a la semana.
  • En el caso de la mujer, haber tenido alguna vez diabetes gestacional o haber dado a luz a un bebé con un peso mayor a 9 libras o  4 kilogramos.
  • También en el caso de la mujer tener el Síndrome de Ovarios Poliquísticos.
En la página web Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) se advierte que la raza y el grupo étnico también son factores que pudieran determinar el riesgo: “los afroamericanos, los hispanos o latinoamericanos, los indoamericanos, los isleños del Pacífico y algunos asiaticoamericanos tienen un riesgo más alto”.

PREVENCIÓN: decisiones a favor de un estilo de vida saludable

Para prevenir la Diabetes Tipo 2 algunas medidas, aunque parezcan sencillas pueden ser muy efectivas, y muchas de ellas tienen que ver con decisiones personales:
  • Procurar y mantener un peso corporal saludable
  • Mantener una rutina de actividad física de al menos 30 minutos diarios, con una intensidad moderada. Si el control de peso es mayor se requiere una actividad física más fuerte
  • Evitar el azúcar y las grasas saturadas, manteniendo una alimentación saludable
  • No fumar tabaco, ya que su consumo aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.
BIBLIOGRAFÍA:
  1. International Diabetes Federation: Datos y Cifras (2020) https://worlddiabetesday.org/about/facts-figures/
  2. Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC): Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes 2020, Estimaciones sobre la diabetes y su carga. https://www.cdc.gov/diabetes/pdfs/data/statistics/NDSR_2020_Spanish-508.pdf        https://www.cdc.gov/diabetes/spanish/resources/features/truth-about-prediabetes.html
  1. Fundación Red GDPS: Definición de Prediabetes y población de riesgo, 20018, https://www.redgdps.org/guia-de-diabetes-tipo-2-para-clinicos/definicion-de-prediabetes-y-poblacion-de-riesgo-20180907
  2. American Diabetes Association. Classification and diagnosis of diabetes. Sec. 2. In Standards of Medical Care in Diabetes-2017. Diabetes Care 2017;40 (Suppl 1):S11-S24. DOI: 10.2337/dc17-S005.
  1. McCulloch DK, Robertson RP. Risk factors for type 2 diabetes mellitus. UpToDate. Disponible en: http://www.uptodate.com/contents/risk-factors-for-type-2-diabetes-mellitus. Último acceso: ٢٣ de mayo de 2017.
  2. Mata-Cases M, et al. Consenso sobre la detección y el manejo de la prediabetes. Grupo de Trabajo de Consensos y Guías Clínicas de la Sociedad Española de Diabetes. Rev Clin Esp. 2015;215(2):117-129.
  3. World Health Organization (WHO) 2006. Definition and diagnosis of diabetes mellitus and intermediate hyperglycaemia. Report of a WHO/IDF [citado 23 de mayo de 2017]. Disponible en: http://whqlibdoc.who.int/publications/2006/9241594934 eng. pdf?ua=1.

Artículos Relacionados